Menos de media hora después de haber despegado de Sheremétivo, el avión retornó al aeropuerto de partida, donde realizó un aterrizaje de emergencia envuelto en llamas.

Las autoridades rusas confirmaron la muerte de 41 de los 78 ocupantes del avión Sukhoi Superjet-100 que se incendió el domingo en Moscú tras efectuar un aterrizaje de emergencia. “Han muerto 41 personas”, dijo la portavoz del Comité de Instrucción ruso en Moscú, Elena Markovsksya.

Previamente las autoridades rusas informaron de 13 muertos, entre ellos dos menores y un miembro de la tripulación, durante el siniestro de la aeronave en el aeropuerto Sheremétievo, el más grande de Moscú.

Perteneciente a la compañía rusa Aeroflot, el aparato había despegado de Sheremétivo a las 18.02 hora local (15.02 GMT) pero menos de media hora después el avión retornó al aeropuerto de partida, donde realizó un aterrizaje de emergencia envuelto en llamas.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas e impartió instrucciones para prestarles toda la asistencia requerida, informó el Kremlin. Según algunas fuentes, una de las causas más probables del retorno del aparato a Sheremétivo fue el impacto de un rayo que afectó al funcionamiento de los equipos de abordo.

Por su parte, los servicios de rescate hallaron este lunes las dos cajas negras del avión de pasajeros SSJ-100. “Las dos cajas negras, el registrador de voces y el de los parámetros de vuelo, han sido recuperadas y entregadas al Comité Interestatal de Aviación. Su estado permite la lectura de datos”, dijo hoy una fuente de los servicios de emergencia citada por la agencia Interfax.

Agregó que el trabajo para recuperar los datos de las cajas negras puede llevar entre dos y cuatro semanas. Nueve de los 37 supervivientes del accidente fueron hospitalizados, dos de ellos en estado grave, informó hoy el Ministerio de Sanidad de Rusia.

(Con información de EFE)

Comentarios

comments

A %d blogueros les gusta esto: