La siguiente generación de redes móviles ya se está implementando en el Perú, y NIUSGEEK tuvo acceso a la primera prueba de medición del servicio a implementarse en un futuro.

La red 5G ya comenzó a implementarse en el Perú. Esta nueva generación de conectividad cambiará la manera en que usamos Internet; y nos permitirá, en un futuro, conectar a todas las áreas productivas del país con la automatización de soluciones desde una nube digital reforzada con Inteligencia ArtificialNIUSGEEK de RPP tuvo acceso a una de las primeras pruebas de velocidad y servicio de esta nueva etapa de conectividad, sobre la que se podrá desarrollar soluciones integrales a problemas cotidianos de los ciudadanos.

Esta es la nueva plataforma de conectividad, que supera por mucho a la actual 4G en conectividad, latencia, estabilidad y consumo energético. Es la red que iniciará la integración entre dispositivos móviles, artefactos inteligentes en casa, vehículos autónomos, sistemas viales, procesos administrativos, wereables, monitoreo de campos de cultivo, entre otros procesos industriales.

Para entender la evolución a la que llegamos, debemos revisar qué beneficios trajo cada implementación:

REDES 1G: La primera generación de telefonía móvil utilizaba tecnología analógica, lo que provocó una fragmentación de sistemas para su aplicación en diferentes países.

REDES 2G. La primera incursión de los planes de datos se genera por la necesidad de comprimir voz en datos y transmisiones lentas. Establece su acción en las siguientes fases:

GPRS (General Packet Radio Service) permitió el mayor uso de SMS, el acceso a protocolo WAP, mensajería multimedia MMS y servicios de e-mail o navegación web. Se convirtió en poco tiempo en el estándar de uso del GSM.

EDGE (Enhanced Data Rates for GSM Evolution) es una transición entre 2G y 3G, que actúa como puente a redes que permiten un control mayor del paquete de datos en redes GSM. En la línea evolutiva de las redes móviles, el EDGE se podría entender como una mejora del GPRS o un 2.5G.

REDES 3G O 3GPP (3rd Generation Partnership Project) es el siguiente paso en velocidad de conexión. Propone mejoras en la seguridad de las comunicaciones, rapidez en el tránsito de datos y asimilación de varios protocolos previos con plataformas pensadas a futuro. El estándar en que varias empresas se basan dentro del 3G es el WCDMA (Wideband Code Division Multiple Access) y la tecnología más implementada en redes han sido:

HSDPA (High Speed Downlink Packet Access) es conocida también como 3.5G o 3G+. Es la optimización de la tecnología WDCMA que mejora la capacidad máxima de transferencia hasta 14 Mbps en descarga.

HSUPA (High Speed Uplink Packet Access) perfila mejores condiciones en la subida de información hasta en 7,2 Mbps. Es algo más cercano a lo que podríamos llamar 3.75G o 3.5G+.

HSPA+ (Evolved HSPA) incrementa las velocidades de HSDPA y HSUPA y reformula mejoras en la duración de la batería. La tecnología aplicada para el incremento de velocidad es conocida como MIMO (Multiple Input – Multiple Output), un sistema de antenas múltiples que permiten una mejor distribución del ancho de banda.

REDES 4G. Llegamos a lo que revoluciona la industria móvil en este momento. La diferencia con las versiones previas es la implementación total del protocolo IP, tanto en voz como en datos. Al tener convergencia entre redes de cable e inalámbricas, se podrán gestionar velocidades mucho más altas para móviles, módems USB y otro tipo de dispositivos. Los picos de servicio estarían entre los 100 Mbit/s en movimiento y 1 Gbit/s en reposo.

LTE (Long Term Evolution) es la siguiente generación de servicio que se aplica en diferentes mercados. Es compatible con las diferentes versiones de 3G, alta eficiencia espectral, una mayor integración con servicios multimedia y la erradicación de interferencia en las comunicaciones de voz.

¿Qué nos espera en 5G?

La realidad virtual será una de las áreas que potenciará su alcance con el 5G
La realidad virtual será una de las áreas que potenciará su alcance con el 5G | Fuente: RPP

Para Gonzalo Veas, vicepresidente de redes en Entel Perú, el tema pasa por un aprovechamiento en diferentes sectores: “En general, el 5G va a cubrir el 90% de las aplicaciones, sobre todo en situaciones cotidianas. Por ejemplo, en el tema de seguridad pública, instalar una cámara es muy caro para cualquier municipio. Debe tender fibra para instalar cámaras de vigilancia, y hay que poner el poste y la camarita. Eso no es la mayor inversión, pues lo que más cuesta es romper la calle y poner la fibra hacia el núcleo central de operaciones. Con el 5G, la conectividad con dispositivos será mucho más barata”.

En términos de velocidad, la tasa de transferencia que presenciamos en la prueba llegaba a casi 950 Mbps, una conexión estable que abre enormes posibilidades de consumo y transferencia de datos. Para lograr mejores velocidades, los espectros radioeléctricos más altos son importantes, pero también es necesario implementar esta tecnología en frecuencias más bajas, y así mantener la conexión en lugares cerrados.

Cuando hablamos de latencia, nos referimos a los retardos temporales de una red. En concreto, las mediciones de velocidad consideran el tiempo en que un paquete de datos va de un punto a otro. Esta variable se mide en milisegundos, y el objetivo es obtener “cero latencias”. Esto beneficiaría a procesos a distancia, en donde una maniobra a miles de kilómetros pueda ser traducido en una respuesta física en un dispositivo. Por ejemplo, esta tecnología le permitiría a un cirujano operar a distancia desde una base remota, y cada procedimiento que el especialista realice pueda ser replicado por un robot en tiempo real en una locación distante.

NIUSGEEK estuvo presente en la primera prueba de 5G realizada por Entel en sus oficinas de San Isidro. Este video resume parte de esa experiencia:

Comentarios

comments

A %d blogueros les gusta esto: